Orquesta Faílde Presenta: Faílde con Tumbao

0
765

Ethiel Faílde and Orquesta Faílde

Ocho años han pasado desde que el matancero Ethiel Faílde (el sobrino tataranieto del creador musical del danzón Miguel Faílde) y un grupo de talentosos músicos crearan en 2012 la Orquesta Miguel Faílde, luego conocida como Orquesta Faílde, y hoy por hoy simplemente llamada La Faílde por sus leales admiradores en la provincia de Matanzas, a travéz de la isla de Cuba y por el mundo entero. Integrada por músicos jovenes, La Faílde se ha ganado su lugar, muy importante, en la amplia escena artística cubana. De hecho se han convertido en un referente musical, un ejemplo a seguir cuando se combinan el talento, la educación artística, el esfuerzo tesonero y la pasión y el amor por el trabajo que se hace, sin olvidar por supuesto el apoyo decisivo de la industria musical y las organizaciones culturales. Esta mezcla explosiva hace posible cualquier cosa, y cuando agregamos el componente promocional ahora disponible a través de las redes sociales, de plataformas que ayudan a los artistas a darse a conocer mundialmente, el resultado tiene que ser alentador y positivo.

Ethiel Faílde
Ethiel Faílde, flautista, arreglista y director de la Orquesta Faílde

Faílde con Tumbao es el tercer album grabado por esta magnífica agrupación, bajo el sello Egrem. Recientemente lanzado al mercado únicamente en formato digital, debido a las restricciones impuestas globalmente por la pandemia que estamos viviendo, será ofrecido en formato de disco compacto cuando las condiciones lo permitan. Ahora bien, este album fué lanzado solamente con ocho temas, lo cual no disminuye en lo absoluto su calidad y contenido, pero mi primera impresión cuando lo escuché fué de quedarme esperando más temas. La razón es que no se quiso atrasar el lanzamiento y dos temas que estaban aún sin terminar se incluirán en la edición física del álbum. Un tema será la versión y visión de La Faílde de “Nereidas”, el más famoso de los danzones mexicanos, y el otro tema será una sorpresa.

Ethiel Fernández Faílde, flautista, arreglista y director de La Faílde nos comenta acerca de este proyecto: “Este disco muestra como ningún otro la amplitud de géneros y estilos que La Faílde asume en sus presentaciones en vivo, con un repertorio que abarca más de un siglo de música cubana. En este caso el contador se inicia en 1883 con “Nievecita” de Miguel Faílde y llega hasta la actualidad con temas concebidos especialmente para este disco.” El hecho de que esta sea la primera vez que se graba esta hermosa canción es notable. “En 2012 (casi al mismo tiempo que fundamos la orquesta) comenzamos este trabajo ‘arqueológico’ en los archivos del Museo Nacional de Música. Encontramos varias partituras de Miguel y su hermano Cándido. Sentí como si el mismo Faílde me dijera: aquí está mi legado para que puedas mostrárselo al mundo, de un Faílde a otro Faílde, este es mi desafío para tí. Del danzón “Nievecita” sólo encontramos la melodía, con reminiscencias del estilo clásico y un juego lúdico y aire ingenuo. Hice la orquestación y definí la progresión armónica. Estuve tentado de agregar un montuno, hacer todo más complejo, pero al final preferí respetar la tradición y su concepto de estructura y melodía. Me tomé muy pocas libertades, especialmente en la última parte para lograr un efecto de cierre inesperado.”

Hay un componente muy importante en este proyecto que tiene que ver con esa labor indispensable de rescate de la historia musical, del fomento al patrimonio de la música cubana. Al respecto Ethiel nos dice lo siguiente: “Esa labor de rescate, fomento del patrimonio de la música cubana es vital para nosotros, tanto como “pegar” nuevos temas o mostrar nuestros aportes. Miguel Faílde Pérez, a pesar de ser el creador musical del danzón, ha sido conocido durante la segunda mitad del siglo XX y hasta la actualidad, únicamente como el autor de “Las Alturas de Simpson”, un danzón ampliamente conocido. Algo similar ocurre con (José Manuel) Aniceto Díaz, también matancero, quien es uno de los más destacados creadores de música bailable, destacado flautista, compositor, director de orquesta y pedagogo. Por eso hemos hecho una labor prácticamente arqueológica con las partituras de ambos, y queremos grabar e incluir en cada disco nuestro algo de esos autores, además de mostrar nuestras propias creaciones. También apostamos por las versiones de alta calidad, la música hoy en día es muy efímera, todo se diluye muy rápido entre lo que está de moda y tanto contenido de mala calidad.”

Hay muchos elementos a destacar en la creación y culminación de este exitoso proyecto. Los músicos invitados, los arreglistas, empezando por Alejandro Falcón, quien ha colaborado muy de cerca con La Faílde a travéz de los años. Falcón estuvo a cargo de los arreglos de cuatro temas: “Esas no son Cubanas”, un clásico de Ignacio Piñero; “Me desordeno, poema de Carilda Oliver Labra musicalizado por Pedro Pablo Cruz; quien también contribuye dos temas de su autoría: “La Cumbanchá” y “Tumbao”. A Gonzalo Rubalcaba, uno de los pianistas cubanos de más renombre y reconocimiento internacional le corresponde el arreglo del tema que abre este album, “Concierto en Varsovia”; José Antonio González hizo el arreglo de “Havana”, un hit internacional de los últimos tiempos en una versión candente y muy cubana. Ethiel Faílde y José Antonio González colaboran en el arreglo de “Nievecita”, escrita por Miguel Faílde en 1883; Yosvany Terry, brillante saxofonista, virtuoso del chékere, compositor visionario y educador radicado en Estados Unidos estuvo a cargo del arreglo de “It do me good”.

Cabe destacar el trabajo de Pedro Pablo Cruz en la producción general y ejecutiva para Egrem, así como en la producción musical, que comparte con Ethiel Failde e Ignacio “Nacho” Molino. Pedro Pablo nos explica muy acertadamente que “La Faílde está en un momento en que es importante incorporar repertorio nuevo y no solamente hacer los grandes clásicos del danzón, de la música tradicional, ahora necesitamos temas que la gente escuche por primera vez en La Faílde, con el formato de esta orquesta joven que defiende el danzón, que defiende las mejores esencias de la música cubana, pero que también tiene la misión de ser un puente musical y un puente generacional entre todos los cubanos y todos los que amamos nuestra música.”

Una de las canciones que brilla con luz propia en este album es indudablemente “Me desordeno”, una joya literaria de la poetisa Carilda Oliver Labra llevada al terreno musical por Pedro Pablo Cruz. Fué grabado en el 2017 y ahora encontró su lugar, muy apropiado, en Faílde con Tumbao. Esto nos lleva a hablar de la participación de lujo de los invitados especiales. En primer lugar tenemos a la inigualable Omara Portuondo. Sobre ella y sobre el tema tan especial que interpreta nos comenta Pedro Pablo: “Conversando un día con Omara le hablo del poema y me dice que ella siente un cariño especial por ese texto y por Carilda Oliver. Esta era la oportunidad también porque el poema cumplió un aniversario cerrado en 2017 y en 2018 Carilda cumplió 95 años de vida, entonces nos dimos a la tarea de llevar eso a una melodía que está concebida especialmente para Omara. Ella tiene una facilidad extraordinaria para los semitonos, para jugar con el rubateo, para extender su voz hasta lugares inimaginables como insospechados.”

Omara Portuondo, Pedro Pablo Cruz
Omara Portuondo, Pedro Pablo Cruz. Fotograma tomado del video Me Desordeno – Omara Portuondo y Orquesta Faílde (Making off)

Me desordeno, con un arreglo de Alejandro Falcón, es un danzón cautivador que abre con aires de tango, para luego convertirse en un cha cha chá embriagador. Un verdadero homenaje para Carilda Oliver. Para Ethiel Faílde en ese momento contar con la participación de la Dama de la canción cubana era la realización de un  gran sueño: “Realmente fué un privilegio tener a la gran Omara Portuondo, la diva del Buena Vista Social Club y para mí es una diva muy personal… hacía mucho tiempo que estaba buscando de que forma llegar a Omara, y con que tema, y que se me haya dado la oportunidad de que cantara este poema (que también es tan importante para nosotros los matanceros y para la cultura cubana) de Carilda Oliver, musicalizarlo y de alguna manera también llegarle a otros públicos, que no fueran solamente de la literatura era un gran sueño que finalmente se realizó.”

Luego tenemos la participación de uno de los íconos de la isla de Borinquen, el legendario cantautor Andrés Montañez Rodríguez, mejor conocido como Andy Montañez. Sus 15 años con El Gran Combo de Puerto Rico le convirtieron en una super estrella internacionalmente, y su interpretación a dúo con Yurisán Hernández de “Esas no son Cubanas” de Ignacio Piñeiro engalana este disco.

Dos virtuosos músicos, el violinista uruguayo Federico Britos, y el pianista cubano Alejandro Falcón se encargan de darle un toque de elegancia y sofisticación al tema que abre este album, “Concierto en Varsovia”. Un gigante de la trompeta, el matancero Julito Padrón, se encarga de elevar a otro nivel una versión original y muy cubana de “Havana”. Imposible no dejarse llevar por su ritmo contagioso.

Faílde con Tumbao nos permite mostrar de una mejor manera la identidad de la orquesta, los músicos han madurado más, entienden las dinámicas del estudio y han vivido muchas experiencias enriquecedoras como las presentaciones internacionales y el acompañamiento musical a Lizt Alfonso Dance Cuba, este último capítulo en particular nos obligó a mirar otros referentes musicales y prácticas que nos han hecho crecer”, afirma Ethiel Faílde, quien también cree sin lugar a dudas que “además del sonido de La Faílde, del formato, en este álbum se puede apreciar mejor la labor de nuestros vocalistas (Yerlanis Junco y Yurisán Hernández), los timbres y estilos de cada cual contribuyen a sellar la identidad de la agrupación. Aunque pensamos en un destinatario global, en este disco está muy presente “la matanceridad”, sentimos orgullo por ser de Matanzas, la tierra de White, Faílde, Pérez Prado, Frank Domínguez, la tierra donde nacieron Arsenio Rodríguez, Barbarito Diez, Celina González, Ernesto Duarte, de la Sonora Matancera y capital de la rumba con Los Muñequitos de Matanzas como emblema. Eso está muy presente desde la portada y hasta la selección del repertorio. Matanzas es nuestro punto de partida, nos sentimos embajadores de esa tierra y continuadores de un legado.”

Ethiel nos explica que en este proyecto le han concedido especial atención al sonido. Si bien en Cuba hay mucha calidad musical y la vitalidad de sus exponentes es impresionante, cabe señalar que la técnica de grabación y postproducción de sonidos no ha marchado necesariamente a la par. “Es por eso que este material se enriquece con la visión de Ignacio “Nacho” Molino y Alex Psroudakis quienes asumieron la mezcla y masterización, respectivamente. Ellos llevaron el sonido de La Faílde a otro nivel, partiendo por supuesto del imprescindible trabajo de grabación de Daelsis Pena en los estudios de Egrem en Cuba. Nacho y Alex son multiganadores del Grammy y han trabajado con artistas de la talla de Rubén Blades y Joan Manuel Serrat, por sólo mencionar dos nombres. Es indudable que su oído y experiencia han sido vitales para la realización de este proyecto.”

Para concluir esta conversación Ethiel nos expresa lo siguiente: “En resumen Faílde con Tumbao muestra la evolución de la Orquesta Faílde en los últimos cinco años. Nuestra ópera prima se grabó en 2015, y nuestro anterior trabajo de estudio Siempre tu voz fue más un encargo, un pedido de Egrem para celebrar el centenario de Benny Moré, lo cual implicó un trabajo más enfocado hacia la obra de ese genial artista y de respaldo a Omara Portuondo, quien fué la gran protagonista de ese fonograma. Este disco es más lo que somos y queremos ser, hay versiones de los temas que más nos gustan [“Concierto en Varsovia”, “Havana”, “Esas no son cubanas”, “It do me good]; hay estrenos (“La Cumbanchá”, “Tumbao]; y se puede apreciar el trabajo de rescate y fomento del patrimonio y la memoria musical cubana [en temas como “Nievecita” y Me desordeno].”

Orquesta Faílde - Faílde con Tumbao
BUY THIS ALBUM ON AMAZON.COM

Canciones – 1: Concierto en Varsovia (Richard Addinsell/Roy Douglas); 2: Esas no son Cubanas (Ignacio Piñeiro); 3: Havana (Camila Cabello y varios autores); 4: Me desordeno (Letra: Carilda Oliver/Música: Pedro Pablo Cruz); 5: Nievecita (Miguel Faílde/Ethiel Faílde); 6: It do me good (Brenda Brandony Huey “Piano” Smith); 7: La Cumbanchá (Pedro Pablo Cruz); 8: Tumbao (Pedro Pablo Cruz).

Personal – Orquesta Faílde Ethiel Faílde: Flauta; Yurisán Hernández: Voz principal en 2, 8 y coros; Yerlanis Junco: Voz principal en 3, 6, 7 y coros; Roldany Hernández: Piano en 2, 3, 5, 6; Andy Cantera: Contrabajo en 5, 6, y bajo eléctrico en 1 y 3; Rosalí Bazán y Roldany Hernández: Violines; Katerina Pérez: Segundo violin en 5, 8 y 11; Lucio Carriera: Tumbadora en todos los temas excepto 3; Rey Manuel Silveira: Timbal en todos los temas excepto 3 y 8; Manuel Alejandro Acosta: Trompetas; Adrián Peña: Trombón; Mario Rodríguez: Saxofón alto y clarinete; Wilbert Tarajano: Coros; Pedro Pablo Cruz: Coros.

Invitados Especiales Omara Portuondo: voz – Me desordeno; Andy Montañez: voz – Esas no son Cubanas; Federico Britos: violín – Concierto en Varsovia; Julito Padrón: trompeta – Havana; Alejandro Falcón: piano – Concierto en Varsovia.

Arreglistas Alejandro Falcón: 2, 4, 7 y 8; Gonzalo Rubalcaba: Concierto en Varsovia; José Antonio González: Havana; Ethiel Faílde y José Antonio González: Nievecita; Yosvany Terry: It do me good.

Músicos invitados Alejandro Falcón: Piano en 1, 4, 7 y 8; Lázaro Rivero (El Fino): Contrabajo en 4; Andrés Coayo: Percusión menor, misceláneas y güiro en todos los temas; timbal en 3 y 12; Lázaro Antonio González (Tonito): Primera trompeta en 7 y 8; José Antonio González (Tony): teclados y sintetizadores en 1; Jorge Coayo: Maracas, tumbadoras en 3; Roberto Vázquez (El chino): Baby bass en 2, 7 y 8.

Producción General y Ejecutiva para EGREM: Pedro Pablo Cruz
Producción Musical: Ethiel Faílde, Ignacio “Nacho” Molino y Pedro Pablo Cruz
Dirección Musical: Ethiel Faílde
Asistente del Director Musical: Roldany Hernández
Asistente de Producción: Osvaldo Pérez y Erioth Curbelo
Selección de Repertorio: Ethiel Faílde y Pedro Pablo Cruz
Grabación: Daelsis Pena, Ana Laura Vilaragut, José Raúl Varona
Asistente grabación: Rayco Alejandro Silva
Grabación violín Federico Britos: José Antulio Mora
Edición: Ignacio “Nacho” Molino, Dayana Rodríguez, Daelsis Pena
Mezcla: Ignacio “Nacho” Molino
Masterización: Alex Psaroudakis

La mayor parte del álbum se grabó en los Estudios 18 de Egrem, en La Habana, entre octubre de 2019 y enero del presente año. La mezcla y masterización se hicieron en Nueva York.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here