Jazz Plaza 2020: Abrazando la Cultura del Jazz

0
492
35 Festival Internacional Jazz Plaza 2020 De La Habana A Santiago - Opening Night: Tributo a Juan Formell y Los Van Van - Photo credit: Danilo Navas, Raul Da Gama
Brenda Navarrete – Edición 35 del Festival Internacional Jazz Plaza – Noche de apertura: Tributo a Juan Formell y Los Van Van – Foto: Danilo Navas, Raul Da Gama

Capítulo 1 de la serie: Edición 35 del Festival Internacional Jazz Plaza en La Habana

Autor: Raul da Gama / Traducción del inglés: Oscar Montagut

La cultura (costumbres, artes, instituciones sociales, logros de una nación en particular, gente o cualquier grupo social) nos enseña todo sobre una civilización. Esto es ciertod de la cultura en un momento particular en el tiempo, así como también en largos periodos: años, décadas, y en especial, las épocas. El establecimiento y desarrollo de esta cultura, que ocurre en una sucesión aparentemente irreversible, desde el pasado, a través del presente y hacia el futuro, también exigen el registro y la promoción de una variedad de culturas, que da como resultado una progresión esencial y memorable de eventos y de la misma existencia. Y esto es algo que se debe celebrar con detalle y dedicación.

“El jazz es una parte indeleble de la cultura cubana porque su canción de libertad fue interpretada desde la misma partitura, y es ahora construida dentro de un continuo cultural.”

35 Festival Internacional Jazz Plaza De La Habana A Santiago
35 Festival Internacional Jazz Plaza – De La Habana A Santiago – Poster oficial

La pompa y la circunstancia en Jazz Plaza 2020 no es la única cosa que nos recuerda celebrar la cultura aquí, en la Habana, Cuba. Incluso sin carnaval, la comparsa es inevitable, es casi de rigor. En las calles angostas de Centro Habana, donde nos encontrabamos, o en la Habana Vieja, por donde deambulabamos día y noche, el ruido de la música y la música del ruido se mezclaba exquisita y memorablemente. Escuchabas, como transeúnte, que la gente se decía el uno al otro “mira”. Las voces de los hombres, las mujeres y los niños a menudo llamaban a otros con tono fuerte, a través de la calles, desde los balcones hermosos, encima de las columnatas y los vendedores que promovían sus ventas, batallando valientemente con Ladas –nuevos y viejos– que hacían sonar sus bocinas y aullaban en las calles estrechas.

Mirando detenidamente a los músicos que llenaban el escenario con música poderosa, gloriosa; el batá, la tumbadora y el tambor; el bajo, el saxofón, la trompeta y el trombón; la guitarra y el piano, todos se peleaban por cantar la canción de la libertad –la canción universal del jazz, cantada aquí, en la Habana, en el dialecto del afrocubano, si me permiten llamarlo así. Y todavía quedaba mucho más. ¿Por qué? Podrías preguntar. ¿Por qué separarlo todo? ¿Por qué separarlo y luego poner junto todos los dialectos melodiosos?

Mientras que la música de tradición a menudo pertenece (si no siempre) a una nación y ella exalta la gloria de un país y su sentido de nacionalidad, el jazz ha sufrido una metamorfosis en la música (infinitamente, evolucionando en canción, realmente) de una humanidad libre de la tiranía de la esclavitud y la opresión; desde hace un siglo ha venido evolucionando desde el Blues. Es verdad que el jazz nació de los esclavos libres, arrancados de la madre África y llevados al continente americano. Esta diaspora de esclavos africanos a menudo fueron liberados sangrientamente como en Haití y otros lugares donde luego florecieron de manera única.

La mayor expresión musical de esta libertad fue la libertad que se vistió con traje de melodía, harmonía y especialmente ritmo (por siempre resistiendo a la esclavitud en años posteriores). Esta nueva libertad, aunque coloreada por sus ropas de colonialismo en la cultura nacional, el jazz (alguna vez cultura guerrillera), rompió las fronteras coloniales uniendo gente y conviertiéndose en una de las grandes voces de la libertad. Entonces aparece para unir la hermandad de un hombre que llega a ser libre, expresado en la canción universal del jazz, una manifestación de la cultura universal de la humanidad, en un continuo estado de redefinición del pasado en el presente revolucionario, con el fin de prepararse para el futuro.

XV Coloquio Internacional de Jazz Leonardo Acosta In Memoriam - Jazz Plaza 2020
XV Coloquio Internacional de Jazz Leonardo Acosta In Memoriam – Jazz Plaza 2020

No puedes evadir la “cultura” en Cuba. Está en todas partes. Significa un cambio constante –en cada carro americano de los años 50’s, en los Ladas– nuevos y viejos. Los edificios absorben e irradian. La gente que vive en ellos también; ellos viven en el ritmo de su caminar, de su manera de hablar, de su canto, porque se han resistido al enorme peso del nuevo colonialismo que llega desde las 90 millas del otro lado del mar. Ha vibrado con la música del jazz por más de 100 años –casi tanto como lo que el jazz ha vivido no muy lejos, en sus costas del norte. Desde donde los embajadores de la música han transmitido su mensaje de libertad. El jazz es una parte indeleble de la cultura cubana porque su canción de libertad fue interpretada desde la misma partitura, y es ahora contruida dentro de un continuo cultural.

El cuidado de este continuo y su construcción –sustentada y fortificada– es de lo que trata el Jazz Plaza 2020. Y lo vimos, del 15 al 19 de enero, en el evento Coloquio Internacional de Jazz, llevado a cabo en la Fábrica de Arte Cubano (FAC), en la Habana. Estos eventos, dirigidos y guiados por Neris González Bello, fueron las más edificantes y placenteras actividades, y con su mezcla de paneles, presentaciones, películas y encuentros musicales, se convirtieron en algo memorable como la música misma. Este Coloquio Internacional de Jazz también fue –en un sentido– presidido por Leonardo Acosta. Aunque desafortunadamente poco conocido como músico, Acosta fue un famoso historiador y autor de varios libros incluyendo la obra fundamental Cubano Be Cubano Bop – One Hundred Years of Jazz in Cuba. Desafortunadamente falleció en 2016, a la edad de 83 años.

Muchas celebraciones se dieron en varias sedes a lo largo de La Habana y Santiago de Cuba, del 14 al 19 de enero; unas más emocionantes e inolvidables que otras. Entre ellas la explosiva inauguración en el Teatro Nacional…

Fábrica de Arte Cubano FAC - El Vedado, La Habana, Cuba. Photo credit: Danilo Navas
Fábrica de Arte Cubano FAC – El Vedado, La Habana, Cuba. Foto: Danilo Navas

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here